Capítulo Tercero

CAPÍTULO TERCERO. DE LOS SOCIOS: PROCEDIMIENTO DE ADMISIÓN Y CLASES

Artículo 31º Se consideran dos clases de socios/as: Numerarios y Honoríficos

31.1.- Pueden ser socios/as numerarios de ASADIPRE aquellas personas que sean o hayan sido directores/as de Centros Públicos de Educación Infantil y Primaria, Colegios Públicos Rurales y de Residencias Escolares, y desempeñen o hayan desempeñado su labor profesional en centros docentes públicos de la Comunidad Autónoma de Andalucía.

31.2.- Serán socios/as honoríficos, aquellas personas o entidades que habiendo destacado por su labor o altruismo en aras de la Educación, sean nombrados por la Junta Directiva General, de motu propio o a propuesta de las Asambleas Provinciales, dando conocimiento del hecho en la inmediata primera Asamblea General que se celebre. Gozarán de pleno, de los derechos de los socios numerarios contemplados en el artículo 33º, quedando exentos de los referidos en el artículo 34º.

Artículo 32º Quienes deseen pertenecer a la Asociación lo solicitarán por escrito dirigido al Presidente, el cual informará a la Asamblea General sobre la nueva incorporación. La solicitud para adquirir la condición de socio debe aceptarse por la Junta Directiva. Derechos y Deberes de los socios

Artículo 33º Todo asociado tiene derecho a:

33.1. Ejercitar el derecho de voz y voto en la Asamblea General y en las Asambleas Provinciales y Comarcales, pudiendo conferir, a tal efecto, su representación a otros miembros asociados.

33.2. Participar, de acuerdo con los presentes Estatutos, en los órganos de dirección de la Asociación, siendo elector y elegible para los mismos.

33.3. Participar en las actividades de la asociación y en los actos sociales colectivos, y disfrutar de los elementos destinados a uso común de los socios/as (local social, bibliotecas) con respeto a igual derecho del resto de los socios y en la forma que, en cada caso, disponga la Junta Directiva.

33.4 Ser informado acerca de la composición de los órganos de gobierno y representación de la Asociación, conocer, en cualquier momento, la identidad de los demás miembros de la Asociación, el estado de cuentas de ingresos y gastos, y el desarrollo de la actividad de ésta.

33.5. Figurar en el fichero y en el Libro Registro de Socios/as previstos en la legislación vigente, y hacer uso del emblema de la Asociación, si lo hubiere.

33.6. Poseer un ejemplar de los Estatutos y del Reglamento de Régimen Interior si lo hubiere, y presentar solicitudes y quejas ante los órganos directivos.

33.7. Ser oído, con carácter previo a la adopción de medidas disciplinarias contra él, y ser informado de los hechos y causas que motiven aquéllas, que sólo podrán fundarse en el incumplimiento de sus deberes como socios/as, debiendo ser motivado el acuerdo que, en su caso, imponga la sanción..

33.8. Impugnar los acuerdos y actuaciones contrarios a la Ley de Asociaciones o a los Estatutos, dentro del plazo de cuarenta días naturales, contados a partir de aquel en que el demandante hubiera conocido, o tenido oportunidad de conocer, el contenido del acuerdo impugnado.

33.9 Acceder a la documentación de la asociación, a través de la Junta Directiva.

Artículo 34º Son deberes de los socios/as:

34.1. Compartir las finalidades de la asociación y prestar su concurso activo para la consecución de las mismas.

34.2. Contribuir al sostenimiento de los gastos con el pago de las cuotas que se establezcan por la Asamblea General.

34.3. Acatar y cumplir los presentes Estatutos, y los acuerdos válidamente adoptados por los órganos rectores de la Asociación. Régimen sancionador

Artículo 35º

35.1. Los socios/as podrán ser sancionados por la Junta Directiva General, a propuesta de las Juntas Directivas Provinciales, por infringir los Estatutos o los acuerdos de la Asamblea General o de la Junta Directiva.

35.2. Las sanciones pueden conllevar desde la suspensión de los derechos durante un periodo comprendido entre 15 días y un mes, hasta la separación definitiva, en los términos previstos en estos Estatutos.

35.3. A tales efectos, el Presidente podrá acordar la apertura de una investigación encaminada a aclarar aquellas conductas que puedan ser sancionables. Para llevar a cabo dicha investigación se nombrará un instructor que, después de las actuaciones pertinentes, propondrá a la Junta Directiva la adopción de las medidas oportunas. La imposición de sanciones será facultad de la Junta Directiva, y deberá ir precedida de la audiencia del interesado.

35.4. Una vez concluida la instrucción del expediente, el Secretario, previa comprobación de los hechos, pasará al interesado un escrito en el que se pondrán de manifiesto los cargos que se le imputan, a los que podrá contestar alegando en su defensa lo que estime oportuno en el plazo de 15 días; transcurridos los cuales, se pasará el asunto a la primera sesión de la Junta Directiva General, la cual acordará lo que proceda, con el quórum de los 2/3 de los componentes de la misma Pérdida de la condición de Socio

Artículo 36º La condición de socio se perderá por alguna de las siguientes causas:

a) Por la libre voluntad del asociado.

b) Por impago de tres cuotas.

c) Por sanción, acordada por la Junta Directiva General, cuando se dé la circunstancia siguiente: Incumplimiento grave, reiterado o deliberado, de los deberes emanados de los presentes Estatutos y de los acuerdos válidamente adoptados por la Asamblea General y/o la Junta Directiva General, o cualquier otra circunstancia que pueda motivar la pérdida de la condición de socio/a.

d) Cuando cesen algunas de las circunstancias específicas señaladas en el artículo 31 o por fallecimiento. En el supuesto de la letra a) del presente artículo, será suficiente la presentación de renuncia escrita presentada ante la Secretaría de la Asociación. Los efectos serán automáticos, desde la fecha de su presentación. Para que opere la causa b), será necesaria la expedición por el Administrador de certificado de descubierto, con la firma conforme del Presidente.- Los efectos serán desde su notificación al socio moroso, haciéndose constar, necesariamente, la pérdida de la condición de socio. No obstante lo dispuesto en el apartado anterior, el socio que hubiere perdido dicha condición por la citada causa, podrá rehabilitarla abonando las cuotas debidas. Para la pérdida de la condición de socio por la causa establecida en el apartado c), será requisito indispensable el acuerdo motivado de la Junta Directiva, adoptado por 2/3 del número de votos legalmente emitidos. Todo asociado tendrá derecho a ser informado de los hechos que den lugar a la expulsión y a ser oído con carácter previo a la adopción de dicho acuerdo.

Artículo 37º

37.1. En caso de sanción, el acuerdo de separación será notificado al interesado, comunicándole que podrá presentar recurso contra el mismo ante la primera Asamblea General que se celebre. De no haberse convocado ésta en tres meses, deberá convocarse a tales efectos exclusivamente. Mientras tanto, la Presidencia podrá acordar que el inculpado sea suspendido en sus derechos como socio/a y, si formara parte de la Junta Directiva General, deberá decretar la suspensión en el ejercicio del cargo.

37.2. En el supuesto de que el expediente de separación se eleve a la Asamblea General, el Secretario redactará un resumen del mismo, a fin de que la Junta Directiva General pueda dar cuenta a la Asamblea General del escrito presentado por el inculpado, e informar debidamente de los hechos para que la Asamblea pueda adoptar el correspondiente acuerdo.

Artículo 38º El acuerdo de separación, que será siempre motivado, deberá ser comunicado al interesado, pudiendo este recurrir a los Tribunales en ejercicio del derecho que le corresponde, cuando estimare que aquél es contrario a la Ley o a los Estatutos.

Artículo 39º Al comunicar a un socio/a su separación de la Asociación, ya sea con carácter voluntario o como consecuencia de sanción, se le requerirá para que cumpla con las obligaciones que tenga pendientes para con aquélla, en su caso.